Albert Einstein

"El misterio es la cosa más bonita que podemos experimentar. Es la fuente de todo Arte y Ciencia verdaderos". Albert Einstein.

miércoles, 17 de agosto de 2011

El Fin del Mundo: La Conclusión Final

   El Meteorito: El impacto de un meteorito podría ocasionar la desaparición de nuestra especie del planeta, o al menos cambiar la vida tal y como la conocemos hoy en día. Este, es un miedo antiquísimo, los estudiosos, consideran que el diluvio universal podría haber sido consecuencia del impacto de un enorme meteorito, pues tras el mito, este diluvio debió de darse ya que pueblos de distintas regiones del planeta que nunca llegaron a tener un contacto entre ellas lo atestiguan, Mayas, Cristianos, Judíos, Musulmanes, Aztecas… no existe nada casual y los escritos no nos llevan a engaños.
  

viernes, 12 de agosto de 2011

El Fin del Mundo: Introducción

   Antes de adentrarnos en el tema que nos concierne, quisiera hacer un pequeño inciso, para diferenciar Fin del Mundo, con el Fin de la Existencia Humana. Normalmente la gente suele relacionar Fin del Mundo con el fin del mundo propiamente dicho y con el fin de la raza humana, es decir el Fin de los Tiempos, pero yo creo, y es solo una mera opinión, que esos términos están mal empleados, pues queramos o no, nuestro tiempo en la Tierra es limitado, pues una vez pase este, el mundo seguirá girando, como lo ha venido haciendo durante millones de años, desde su creación. Ya fuese con seres vivos o no, con la primera aparición de vida, pasando por sus diversos estados; unicelular, pluricelular…dinosaurios y otros seres que aún el ser humano desconoce de su posible existencia. Un ejemplo bastante claro lo encontramos en nuestros hermanos hoy en día desaparecidos Neandertales, seres humanos como nosotros, cuya capacidad metal era superior a la nuestra y que, sin embargo, por convivir con nuestros ancestros, lo pagaron caro. El mundo siguió su curso esta vez con nuevos protagonistas y dominantes en el planeta entero, la raza humana que hoy en día aún perdura, los Homos Sapiens Sapiens. Por lo tanto, El Fin del Mundo no debiera denominarse de ese modo si no tan solo Fin de la Existencia Humana o Fin del Homo Sapiens Sapiens, a no ser que nuestro egocentrismo, el cual todo humano tiene como sino, no nos haga ver que más allá de nuestra existencia, la vida perdurará como lo ha ido haciendo siempre.